¿Cómo se desarrolla el juego en los niños?

Artículo "El viñedo mágico"

A medida que tu hijo crece, su capacidad de atención y sus habilidades físicas se desarrollan y su estilo de juego cambia. Tu hijo se vuelve más creativo y experimenta más con juguetes, juegos e ideas. Esto puede significar que necesitan más espacio y tiempo para jugar.

Además, a medida que los niños crecen están expuestos a diferentes formas de juego. Estos incluyen el juego independiente, el juego con otros niños y el juego interactivo con otros niños.

Recién nacidos y bebés: ideas para estimular el desarrollo del juego
Ver tu cara y escuchar tu voz ya hace que tu bebé juegue, especialmente cuando sonríes.

Puedes probar las siguientes ideas y actividades para jugar con tu bebé:

La música, las canciones o los timbres estimulan el oído y el movimiento. Puedes probar a acariciar suavemente la barriga de tu bebé mientras le cantas. Las cosquillas suaves o los objetos con diferentes texturas estimulan el sentido del tacto. Tú y tu bebé podéis experimentar con objetos como plumas, barro, metal o espuma.
Los objetos de diferentes tamaños, colores y formas pueden animar a tu hijo a agarrar y manipular.
Los muebles fijos, las pelotas, los juguetes o las cajas pueden animar a tu hijo a gatear, ponerse de pie y correr.

Niños pequeños: ideas de juguetes que favorecen el desarrollo
He aquí algunas ideas que pueden resultar atractivas para su hijo:

Los objetos grandes y ligeros, como cajas de cartón, cubos o pelotas hinchables, pueden animar a tu hijo a correr, construir, empujar y tirar. Las melés, las cuerdas, la música o las canastas pueden animar a saltar, patear, caminar o correr. Se pueden utilizar cuerdas, cajas, piedras grandes o bloques para trepar, hacer equilibrios, girar, balancearse o rodar. Los juegos de disfraces con pañuelos, sombreros, etc. fomentan la imaginación y la creatividad.
Las colinas, los túneles o los escondites pueden fomentar actividades físicas como gatear, trepar y explorar.
Si pones tu música favorita mientras juegas, tu hijo podrá probar diferentes sonidos y ritmos. También puedes cantar, bailar y aplaudir con tu hijo al ritmo de la música de fondo.

Niños pequeños: ideas para el desarrollo del juego
Aquí tienes algunas ideas para poner en movimiento el cuerpo y la mente de tu hijo:

Las latas de leche viejas, las cucharas de madera, las ollas vacías, los palos, el papel arrugado, los cubos de plástico, las cacerolas y la ropa vieja son buenos para el juego imaginativo y no estructurado.